miércoles, 17 de octubre de 2007

Caminata en el Taijiquan

Caminata en el taijiquan tradicional de la familia Yang

Caminar en el taijiquan es un arte que no es bien comprendido la mayor parte del tiempo. Muchísimos practicantes aprenden antes que nada a caminar, pero desafortunadamente, la mayoría no aprende a caminar bien. Esto se deriva de malas interpretaciones de algunos fundamentos del taijiquan. Especialmente, aquel que especifica que “cuando algo se mueve, todo se mueve” y que “cuando algo se detiene, todo se detiene”. Esto llevado a la caminata, lleva a confusión. ¿Por qué? Bueno, pues porque el principio de algo se mueve todo se mueve se ha interpretado como un movimiento aparente, visible y fácilmente identificable.

Cuando alguien camina en taijiquan, debe de colocar el talón y posteriormente depositar la planta y los dedos del pie, obviamente si es una caminata hacia delante. El problema viene en ¿que hacemos con el cuerpo? ¿Transferimos el peso al mismo tiempo que depositamos el pie y los dedos? ¿Depositamos el pie y los dedos y luego transferimos el peso? ¿Transferimos el peso para colocar el talón? De estas tres preguntas, la tercera es claramente contraria a lo que todo alumno de taijiquan aprende, pero la primera y la segunda generan discusiones.

La mayoría de los estudiantes aprende que tras colocar el talón al caminar, debemos de proceder a depositar el resto del pie conforme nuestro cuerpo se mueve hacia delante. El problema que tiene el caminar de esta manera es que entonces, nuestro cuerpo genera un vector que va dirigido hacia abajo. Por el otro lado, si depositamos el pie antes de cambiar el peso, a la hora de realizar el cambio de peso, nuestro cuerpo genera un vector que va dirigido hacia arriba. Esto tiene implicaciones prácticas, que se pueden comprobar fácilmente.

Primero que nada, debemos entender que el movimiento de la parte baja del cuerpo es muy importante para la aplicación marcial, y en el caso particular de la caminata de Taijiquan puede ser muy importante para hacer que alguien pierda su raiz. Pídele a un amigo o compañero de clase que adopte la posición de arquero y asegúrate de que tu compañero se encuentra bien enraizado. Ahora camina en dirección a el con la intención de mover a tu oponente con tu pierna. Coloca tu talón por dentro de su pie delantero y ahora cambia tu peso mientras bajas los dedos del pie. Notarás que cuando tu rodilla toca la rodilla de tu compañero es muy difícil moverlo hacia atrás, e incluso es muy fácil para el rechazarte, principalmente por que no tienes una raíz adecuada. Repite la experiencia, pero ahora coloca tu pie por dentro de su pie frontal, baja los dedos y ahora cambia tu peso. Si lo hiciste adecuadamente, estoy seguro de que ahora te encuentras riendo ya que encontraste esto muy divertido. Ahora tu oponente fue fácilmente movido, y perdió su raíz sin posibilidad alguna de rechazarte.

En la foto que adjunto se puede apreciar como cuando caminamos transfiriendo el peso antes de depositar el pie, nuestras rodillas están en contacto antes de tener una buena raíz, mientras que de la otra manera tenemos una buena raíz al entrar en contacto con el contrincante. Es por esto, que nuestra caminata debe de seguir este principio, siempre deposita todo el pie antes de desplazar tu peso. Este principio es válido para las caminatas hacia atrás, pero obviamente, cambia el orden, primero se depositan los dedos, luego se deposita el talón y finalmente cambiamos el peso.

¡Feliz Práctica!

diapositiva1