domingo, 23 de septiembre de 2007

Generar Raíz-La base de la estructura del cuerpo

Christopher Pei
Traducción por Ernesto Alfaro Moreno

La impresión que mas recuerdo de Inglaterra es la pasión que la gente tiene por la jardinería. En todas partes hay hermosos jardines, y yo reconozco la energía que se ha invertido en crear estos espacios de expresión de armonía. Como todo jardinero sabe, es necesario proporcionar el fertilizante adecuado, agua y suficiente luz del sol para que las plantas crezcan bien. La planta por si misma, debe de tener una raíz fuerte. Sin todos estos elementos, el florecimiento puede ser breve y descolorido, y la vida de la planta será corta.

El entrenamiento de Tai Chi es de alguna manera similar a la jardinería. La correcta información que recibamos de nuestros maestros es como el agua y el fertilizante que nos ayuda a formar una raíz fuerte. El coraje que nos inspira en nuestro crecimiento es como la luz del sol. Por encima de todo, nuestro deseo y búsqueda continua por mas conocimiento hace la diferencia.

Si se tiene raíz, ya sea que practiques Tai Chi o empuje de manos, los movimientos de la parte superior del cuerpo se harán mas suaves, la forma se sentirá mas serena, las respuestas serán mas rápidas al recibir la energía del oponente durante el empuje de manos. Al emitir energía se sentirá mas poder. La raíz es la base de la estructura del cuerpo.

Algunas veces, después de una tormenta, podrás ver un árbol grande y fuerte, completamente desenraizado solo por el poder del viento, mientras árboles mas pequeños y suaves que se encuentran cerca, han logrado sobrevivir. ¿Por qué el árbol grande cae mientras que el pequeño y humilde sobrevive? La razón es simple, el árbol grande es demasiado rígido, demasiado tenso, demasiado serio. Cuando la tormenta llega, el árbol trata de resistir el poder del viento. Sin embargo, en cuanto al viento se refiere, el árbol pequeño se dobla y fluye hacia la dirección que marca el viento, las ramas son mas suaves, pero las raíces han profundizado fuertemente en la tierra. Este árbol sobrevivirá la terrible tormenta intacto.



Para describir el generar raíz en el Tai Chi, permítannos usar el ejemplo del árbol pequeño. Tu parte superior del cuerpo deberá de ser suave pero con elasticidad; tu cintura rotando para crear energía, mientras que la parte inferior del cuerpo, las piernas, enraizadas en la tierra. Sin embargo, el generar raíz es un concepto muy abstracto. No se puede generar raíz solamente por hundir el cuerpo. Principiantes en la práctica de Tai Chi con un limitado conocimiento para continuar, tendrán poca o nada de idea de lo que es generar raíz.

Entonces, ¿como sabemos que estamos enraizando correctamente? ¿Estamos siguiendo el camino correcto? ¿Cómo nos sentimos al enraizarnos? Para poder experimentar el verdadero sentimiento del enraizar, necesitan existir las siguientes condiciones: 1) La estructura del cuerpo está alineada; 2) Músculos y tendones están extendidos y suaves hasta el punto de elasticidad; 3) La intención o el pensamiento debe de extenderse por las dos piernas para poder crear raíz. Sin la coordinación del cuerpo (estructura) y mente (intención), la sensación deseada no será producida. Es vital recordar esto.

Para entender completamente el concepto de enraizar, debemos entender primero que la energía del Tai Chi se produce por dos fuerzas iguales y opuestas ya sea que se empujan o se jalan mutuamente. Un buen ejemplo de esto es tensar un arco para disparar una flecha. El arco es jalado en direcciones opuestas, creando entonces una nueva energía que se almacena en el arco para ser utilizado. Para poder tensar el arco de forma adecuada, la postura del cuerpo debe de ser correcta, entonces la nueva energía pude manifestarse para ser utilizada. La mente (intención) finalmente dirige a la flecha hacia donde deberá volar, al ser liberada para que llegue al blanco.

Considerar el enraizar de la misma manera que tensar un arco. Como ejemplo utilicemos la postura de empuje durante “acariciar la cola del ave”. La intención es empujar al oponente, liberando la energía hacia el frente. La pierna trasera es utilizada para soportar la parte superior del cuerpo al alinear todo el cuerpo en una ligera inclinación (ver el artículo “Estructura del Cuerpo”). Digamos que tu oponente también entiende la raíz. Cuando sus manos hacen contacto, el oponente puede sentir que la pierna frontal está vacía, o que tus pensamientos se encuentran solo en una dirección hacia el frente. ¿Por qué? Por que la energía se estará moviendo hacia arriba desde tu pierna trasera a través de tu espalda, hombros y emitida por los brazos hasta las manos. En este momento tu podrás ser fácilmente jalado o guiado, ya que solo se está usando una energía.



Sin embargo, la energía del Tai Chi requiere dos fuerzas iguales empujando y jalando en direcciones opuestas. Mientras que la pierna trasera empuja al frente, la pierna delantera debe de empujar hacia atrás al mismo tiempo. Esta sensación en la piernas es diferente a lo que sucede con la distribución del peso. Esta sensación genera una presión en las piernas. En la posición de arquero, la distribución del peso es de algo así como 70% en la pierna frontal y 30 % en la trasera. Sin embargo, la sensación de presión debe de ser igual del 50 % adelante y 50 % atrás.

Cualquier cosa que usted cree en su pierna trasera, debe de ser creada en su pierna delantera. Recuerda, en el ejemplo de tensar un arco, los dos brazos jalan en direcciones opuestas, uno jalando el arco y el otro jalando la cuerda. Aquí tenemos dos diferentes materiales y formas; el arco se dobla mientras que la cuerda forma un ángulo en el punto en el que se jala, sin embargo la energía creada en los dos lados es igual. En la posición de arquero también tenemos dos diferentes formas (la pierna delantera flexionada, la pierna trasera casi estirada) sin embargo creamos igual cantidad de energía en las dos piernas.

Para probar la sensación de estar enraizado, adopta la posición de empujar (presionar) y pídele a un compañero de clase que te empuje suavemente. Cuando tu postura es correcta, alineada y recta, deberás sentir la energía transmitida por todo tu cuerpo hasta la pierna trasera. Mientras mas te empuje tu compañero de clase, mas sólido deberás sentirte en esa pierna. La energía de tu compañero de clase se está transmitiendo a otro lugar en vez de quedarse en tu cuerpo.

Ahora, tan pronto como sientas la presión en tu pierna trasera, haz que tu compañero te jale de las manos (mientras sigues en la misma posición). Ahora deberás de sentir tu pierna delantera empujando hacia atrás. Conforme te acostumbras a la idea de utilizar tu pierna delantera en lugar de jalar con tus brazos, serás capaz de pararte sólidamente sin utilizar tus manos para combatir el jalón. Cuando esto se hace correctamente, el sentimiento de estar enraizado existe. Tu compañero de clase sentirá que tu cuerpo ha cambiado haciéndose de repente mucho mas pesado.

Ahora pide a tu compañero que te empuje y jale varias veces, haciendo que el intervalo entre jalar y empujar se vuelva mas corto cada vez. Conforme haces esto, te darás cuenta que necesitas utilizar tus dos piernas para permanecer enraizado. Entonces descubrirán un punto de equilibrio en donde encontrarás que tu compañero no es capaz de jalarte o empujarte mas. Tan prono y como alcances este estado, se puede decir que tienes raíz.

Ejemplo de alguien "practicando tai chi" que no tiene idea del concepto de Generar Raíz